Maravillas para el Pelo Rizado

Hola a todos!

Por si no lo sabíais, tengo el pelo muy rizado. Durante toda mi vida he vivido en una relación de amor odio con mi pelo, que por largas temporadas deseé que fuese liso, y que casi siempre he mantenido recogido, aún cuando no lo necesitaba, porque en verdad no sabía cómo cuidarlo y sacarle partido.

El caso es que esto ha sido así hasta que recientemente he descubierto en YouTube varios canales de belleza dedicados al cuidado de los rizos.

Entre la mar de vídeos recomendando que si tal método de la curly girl (supongo que funcionará, pero me parece poco práctico y no lo sigo) y tal marca de champú (que a veces no está a la venta donde vives o simplemente ha pagado a le youtuber para que lo recomiende), encontré vídeos mostrando los gadgets de los que os voy a hablar en esta entrada.

En un principio tenía mis dudas sobre si compartir esto, pero tras probar hace un rato el último producto que me hacía falta de estos cuatro básicos que os voy a enseñar aquí, y quedar encantada, creo que es mi caso mi deber hacerlo.

Los cachivaches que os voy a enseñar son básicamente cuatro cepillos/peines y un difusor. Y resulta increíble como cambia el resultado final cuando usas esos cachivaches y cuando no.

Quiero añadir que además utilizo un champú especial para rizos de esos con manteca de Karité y sin… (mirando la etiqueta) sulfatos. Así que usad el champú que sabéis que os funciona con estos cachivaches.

Masajeador de Cuero Cabelludo

Aseguraos de que son exactamente como este, da igual el color.

Este masajeador es una especie de cepillo redondo y aplanado. La parte por donde se sujeta está hecha de plástico duro, con una protuberancia que encaja perfectamente entre los dedos de la mano, para poder sujetar el cepillo con la mano extendida, y de forma paralela a nuestros dedos, según podéis ver en la foto.

Las cerdas son de silicona firme, con una amplia separación entre sus dientes puntiagudos. El aspecto que tiene puede parecer amenazador, pero no comparación con la realidad. Para usarlo, echo directamente una pequeña cantidad de champú entre las cerdas de silicona, lo aplico con el cepillo en las zonas básicas del cuero cabelludo, y entonces comienzo a masajear haciendo círculos, de la misma manera que haría con los dedos.

Básicamente, las firmes cerdas de silicona funcionan como un sustituto muy eficiente de nuestros dedos a la hora de limpiar el cuero cabelludo, aplicando la presión suficiente y llegando a los rincones donde probablemente nuestros dedos se queden cortos.

Así que al masajear con este cepillo nuestro cuero cabelludo, el pelo queda limpísimo, y cualquier resto de células muertas, caspa por acumulación de productos etc, se va de un plumazo.

Pero hay algo más sobre este cachivache que me encanta y que no he mencionado: la sensación tan agradable que se siente en el cuero cabelludo mientras lo usas. Se llama masajeador y es por lo bien que se siente mientras te lavas el pelo. Es que, uff… es una maravilla.

Si os gusta que os toqueteen la cabeza, usar este cepillo os flipará.

Y tras usarlo, el cabello se siente limpísimo, y una vez seco, personalmente, apenas noto ya problemas de descamación, picores o caspa. Como os digo, súper efectivo y hace que lavarse el pelo sea un placer cada vez.

Cepillo para desenredar en la ducha.

Parece un rastrillo loco en miniatura pero es una maravilla de la tecnología para el pelo.

Este es el cepillo que me ha llegado hoy y que he probado y me ha hecho escribir esto.

A primera vista, este cepillo de marca Sosoon da miedo. Está hecho todo de plástico ABS, y las filas de dientes están separadas por columnas independientes y al verlo, te parece que vas a sufrir infinidad de tirones el pelo se te va a enredar entre tanto recoveco y vas a acabar con un cepillo enredado entre la melena para siempre. Pero nada más lejos de la verdad.

El cepillo está diseñado para usarlo con pelo mojado/en la ducha, y mantiene su forma con una pequeña barra de quita y pon. El diseño del cepillo es curvado, ajustándose al cuero cabelludo y el motivo de que los dientes estén organizados en columnas individuales, es porque así el cepillo se mantiene altamente flexible.

Cuando lo usas para desenredar, lo cual yo hago al ponerme el suavizante, los dientes se mueven con tu pelo, evitando dar tirones. Así acabas desenredando en un pispás yminimizando pérdidas de pelo. Porque sí, a parte de los cuatro pelos que se desprenden de forma natural, al usar este cepillo apenas se me han arrancado pelos por desenredar.

A esto añadid que se limpia muy fácilmente, al estar hecho de plástico por completo os evitáis que se cree moho en el cepillo por usarlo en la ducha y también tiene efecto gustirrinín en el cuero cabelludo por cómo está construido… ¿para qué pedir más?

Cepillo Denman D3 (Siete filas)

Marca Denman, ¡no aceptéis imitaciones! (A menos que sea idéntico en construcción y materiales).

Puede que muchos ya conozcan este cepillo. Puede que lo tengas en casa escondido en un cajón y por años lo hayas odiado porque te deja el pelo enredadísimo y duele solo intentar peinarse con él. Pero puede también que en verdad jamás hayas sabido para qué está diseñado y cómo usarlo.

Los cepillos Marca Denman vienen en varios modelos, pero el que uso en concreto es el de 7 filas de púas, y se usa para DEFINIR EL RIZO.

¿Dónde está el secreto? Pues en que debes usarlo con el pelo mojado y secado con una toalla, es decir, el pelo debe estar húmedo pero no chorreando. Separas cada mechón de pelo y cepillas en un solo movimiento hacia fuera, desde la raíz hacia las puntas, y dejas caer ese mechón y vas al siguiente.

Este cepillo tiene una curvatura y un número de filas optimizado para que, al usarlo de esta manera, de forma natural estimula los rizos y los define.

Para que lo entendáis mejor, imaginad cuando hacéis rizos en una cinta de regalo con unas tijeras, ese movimiento que hacéis una sola vez hacia el exterior y que hace que la cinta quede súper mona con un caracolillo bien definido.

Pues el cepillo Denman hace los mismos con nuestro cabello, mechón a mechón. Además como tan solo hace falta hacer este movimiento una vez por cada mechón, usar este cepillo apenas lleva nada de tiempo. Definir los rizos se hace fácilmente y en periquete.

¡Ah sí! Si usáis algún producto para hidratar el pelo post ducha, ahora es el momento ideal para usarlo, antes de usar el cepillo.

Como plus, os quiero explicar también que el cepillo es desmontable: la almohadilla de caucho y sus púas no está pegada al mango, sino que está encajada a presión.

Podéis limpiar el cepillo normalmente quitando los pelos con los dedos al terminar, pero si queréis darle una limpieza más profunda, bien porque lo hayáis usado con productos que han dejado residuos o lo que sea, es tan fácil como deslizar la almohadilla de caucho hacia arriba.

Cuando lo hagáis, el soporte de caucho que se había mantenido cerrado a presión se abrirá, dejando a la vista los dientes, que se pueden separarse por filas muy fácilmente, tirando de ellos desde la parte posterior, que habrá quedado al descubierto.

Tras lavar cada componente con agua, hay que secar todo bien para evitar que se produzca moho y sin problemas, volved a poner las filas de dientes en su sitio, cerrad el soporte de caucho para que vuelva estar como al principio y lo deslizáis todo de nuevo hacia abajo, en el mango. Listo y como nuevo. Así, bien mantenido, os podrá durar años.

Peineta de púas

Algo muy básico e infravalorado…

Este peine de seguro que muchos lo debéis tener en diferentes formas y materiales. Este modelo especial en concreto, me vino de regalo junto con el cepillo de desenredar.

Se usa una vez que te has pasado el cepillo Denman, para separar los gruesos rizos que se generan tras definir cada mechón. Así el rizo queda más suelto, con más volumen y más natural.

Separar los rizos que te quedan con el cepillo Denman es algo que puedes hacer con los dedos, sin problemas, pero con esta peineta resulta más rápido, más preciso y fácil.

Una vez el pelo rizado está bien limpio, desenredado, definido y separado, solo hace falta secarlo. En estos días de calor, sobre todo ahora que tengo el pelo corto, lo mejor es dejar que se seque al aire.

Pero si tienes que usar el secador, aquí es donde el último de los cachivaches es fundamental para no estropear tus rizos:

El difusor

Imagen sacada de Google porque no me apetecía sacar mi secador y montarle el difusor solo para una foto. xD

El difusor es esencial si tienes pelo rizado y usas secador. Punto.

Al secarlo con difusor, lo cual se hace con paciencia, por secciones, secas tus rizos de forma delicada y respetuosa, sellando tus rizos y evitando que se encrespen.

Pues estos son los cinco cacharros que he visto en YouTube y que de verdad funcionan para el pelo rizado. Todos los he encontrado en Amazon sin mucho problema. Pero se que algunos como el cepillo Denman o la peineta de púas se pueden encontrar en tiendas de barrio o centros comerciales sin mucho esfuerzo.

Y seguro que os preguntaréis si funciona… pues aquí tenéis la prueba. Este es mi pelo tras lavarlo y usar los cepillos que os he enseñado (secado al aire).

A que mola!

En fin, espero que os pueda ayudar a descubrir estos cacharros y que si os decidís a haceros con ellos os resulten tan efectivos como a mí, porque de verdad, no hablaría de ellos si no me estuviesen funcionando tan bien.

Si creéis que está entrada puede ayudar a más gente, compartirla!

CategoriesBelleza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

9

mins
read

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.